Amenazados por la pandemia solo una familia recogió a su residente de los setenta alojados. J. L. Quintana

Necrológica. J. L. Quintana

Recuerdo a mi amigo Camporredondo fallecido en plena pandemia y cuyo funeral se ha retrasado hasta hoy.

“Te llamarémos todas las noches a ese lugar donde todo es Luz, donde nuestra Madre esperaba para volver a acariciarte como a un niño.,quererte y volver a jugar, porque eso es el Cielo, donde solo se puede hacer el bien, amar al prójimo y como ángeles que sois ya, escuchar nuestas inquietudes, temores y dolor mucho dolor. Nos estarás viendo a todos , Maria Aurora, Charo, Juan Ramón, Maria Aurora hija, Alfonso, Maribel, Juan Luis, Marimi, Lalo, Carmen, Mariví. Tito y Ana. También Rosa y José Ramón, Mary Pili, José Antonio, Maria Angeles, Estrella y Leandro, Ana-Serafín, todos lloramos tu salida a pesar de saber el premio que has obtenido recibiendo este ascenso celestial. Te llamarémos , te llamarémos…

Toño, nunca estuviste ni te sentiste solo porque hicimos todos juntos, durante muchos años, un camino: el camino eterno , el único que conduce al final que perseguimos; te mantuviste firme en esa senda, a veces dificil, pero única si queremos llegar a la Casa Eterna, donde nos están esperando . Toño, tú has pasado la última dificultad y ahora te veo feliz ,feliz eternamente ; te siento que sonríes, haces un gesto a Serafín, a Paco, a Pepe C a Benito y a otros amigos que se adelantaron; ahora sí que podéis ayudarnos. Sí ,ya entiendo, hay que pedirlo, lo que aquí decimos oración. Vigílanos, no nos dejes de la mano hasta que nos volvamos a encontrar . Te abrazamos. Julia

Desde una vida, madera y mimbre,
te alzaste en puntillas para alcanzar el Cielo, fuera del tiempo, en rara primavera .
Hojas secas inundaron los caminos
y la flor del almendro cayó prematuramente.
Tú, querido Toño , iniciaste otro camino.
Aguarda un poco , ahí por donde pasas
lejos ya de esta tiniebla extraña
en esa auténtica Luz que nos espera.
Entre notas del espacio y frutos de vida eterna , detente , un poco nada más , mientras llegamos y seguimos juntos por esa senda divina , celestial camino bien señalado en guiños del Universo que tú elegiste.

Julio 2020. José Luis Quintana Mantecón