Infidelidad. J.L. Quintana

Agosto de 2022. Armando se disgusta por poco, y así sus berrinches los traslada a los amigos de la tertulia, amigos que hace tiempo dejaron atrás los enfados y sobre todo cuando la causa viene de declaraciones de famosos o famosillos que por su importancia social o profesional aparentan ser más creíbles.

En la entrevista con el siquiatra la gacetillera le pregunta por el sexo y por dinero. Y es así por lo que se enfada Armando,» ¿Cuantas veces practica sexo y cuánto gana? Y Armando cuando lo cuenta vuelve a enfadarse «No son preguntas «dice»

Los tertulianos, pillines, se han adaptado bien a los modos del momento; han aparecido l@s «influyentes» (dígalo en inglés), un@s independientes y otr@s al servicio de quien paga. Ahí encontrarán los «like» que llegarán a millones cuando la influencer ofrece sus nalgas a los que antiguamente se denominaba «respetable público»

El domingo pasado, qué casualidad, entrevistaron al famoso siquiatra. La lección fue clara: «en la pareja no hay que ofrecer lo que uno quiere sino lo que desea el otro» Y parece que tiene razón, en algunos casos, y si no lean o crean escuchar a mi amigo A. cuando sigue con la aventura de Juan, o mejor la aventura, así se decía antiguamente, de Marisa esposa de Juan en matrimonio canónico y civil.

Marisa le ha puesto los cuernos a Juan por lo legal eso sí, a cara descubierta, sin ocultaciones que es más feo. Raúl es amigo de ambos, de Marisa amigo y amante. Buena gente todos ellos, así las explicaciones fueron fáciles:

«Juan, Raúl y yo nos queremos, nos vamos»,
Juan los mira y aclara: «Si os vais yo me voy con vosotros».

Nota.-Dos mil cuatrocientos años atrás Abraham emigró a Egipto con su tribu y su esposa Sara a la que hizo pasar como hermana. Dice la leyenda que la belleza de Sara llegó a oídos del faraón que, era de esperar, se la trajinó. Todo esto coincidió con las conocidas plagas, ya saben, sequía, enfermedades y hambre. Y no había contaminación, ni carbón contaminante, ni…

Mi saludo a los bienaventurados que leen periódicos, oyen noticias…y se las creen.