Cargando Eventos

« Todos los Eventos

  • Este evento ha pasado.

«Los ojos que vieron a los dinosaurios están conservados en ámbar de Rábago-El Soplao. Cretácico Inferior. Musealización»

26 enero - 19:30 - 21:00

Conferencia mano a mano entre los dos investigadores españoles,

 Xavier Delclos, catedrático UB

y

 Enrique Peñalver, científico del CSIC-IGME

que al igual que el yacimiento están posicionados también a escala internacional como autoridades en la materia.

 

Hace unos 105 millones de años, durante el Cretácico, los dinosaurios eran los vertebrados dominantes en los ecosistemas terrestres y los bosques estaban constituidos por coníferas, aunque las plantas con flores empezaban a diversificarse y estar cada vez más presentes por todo el planeta. Hay que tener en cuenta que la composición de gases de la atmosfera era muy diferente a la actual y la Tierra tenía otra distribución de mares y continentes. Fue, bajo esta irreconocible fotografía de paisaje, que los bosques que dominaban la antigua Cantabria produjeron la resina que hoy encontramos transformada en ámbar, de forma especialmente abundante en el territorio de Rábago-El Soplao.

Durante el Cretácico existieron bosques cuya producción de resina eran muy superior a la actual, y esta resina parece que era especialmente fluida y se endurecía antes de que sufriera degradación por el ambiente. La resina atrapó muchos organismos de pequeño tamaño, generalmente artrópodos en forma de insectos y arácnidos, y ya transformada en ámbar nos ofrece una visión muy vívida del ecosistema a esa escala. Con los fósiles que contiene se puede rastrear la diversidad de organismos y también cómo se relacionaban entre ellos. Nos interesa especialmente cómo interactuaban los artrópodos con los vertebrados y cómo los ecosistemas terrestres cambiaron a otros más modernos con predominio de las plantas con flores. En el ámbar de Rábago-El Soplao encontramos alguno pequeños restos de dinosaurio y los artrópodos que interactuaron con ellos, a veces parasitándolos.

Por todo ello, el ámbar de Rábago-El Soplao es ya conocido mundialmente, aunque todavía contiene muchos secretos fascinantes de la vida del pasado que deben ser investigados y desvelados. Se trata de un importantísimo patrimonio natural cántabro que debe conservarse adecuadamente para las generaciones futuras. El impulso actual en su investigación científica facilitará esta labor y permitirá divulgar todavía más su importancia y la información que nos facilita del pasado. Por ejemplo, mediante la creación de un museo dedicado al ámbar del Cretácico, que podría ser único en el mundo, y que supondría una ventana a un pasado de Cantabria que también es infinito.

Detalles

Fecha:
26 enero
Hora:
19:30 - 21:00

Local

Ateneo de Santander
Calle Gómez Oreña, 5
Santander, Cantabria 39003
+ Google Map
Teléfono:
942 21 28 20
Ver la web Local

Detalles

Fecha:
26 enero
Hora:
19:30 - 21:00

Local

Ateneo de Santander
Calle Gómez Oreña, 5
Santander, Cantabria 39003
+ Google Map
Teléfono:
942 21 28 20
Ver la web Local