El edificio del banco Santander, decorado exteriormente durante la obra.

El proyecto Pereda, que transformará el edificio del banco Santander en el paseo de Pereda de Santander en un museo, está previsto que deba desarrollarse en un plazo de más de dos años. Para mejorar la imagen de la zona y ayudar a que la ciudad mejore su imagen, los realizadores del proyecto Pereda tienen previsto cubrir toda la fachada con una gran lona que evite la visión del edificio desmantelado.

 

Para ese objetivo, se ha adjudicado a una empresa de publicidad y diseño de Santander la elaboración de las lonas que taparán la obra. De forma simultánea, la valla que separa la acera del paseo de Pereda de la fachada del banco será decorada con una serie de cuadros de pintores cántabros relevantes. Se trata de mejorar la estética durante los trabajos y también un homenaje a los artistas cántabros. Con esos cuadros se anticipa parte del contenido del futuro museo.

 

La colocación y fijación de la lona de grandes dimensiones ofrece una gran dificultad técnica, dado que el viento sur sopla en esa zona con gran intensidad. Para solventar ese problema la firma Ferrovial está diseñando una estructura capaz de soportar las rachas de viento.

 

Con estas dos intervenciones, que serán realizadas por una firma santanderina, el proyecto Pereda quiere ser fiel a su propuesta de ayudar a los empresarios de la región y mejorar al máximo las condiciones de los trabajos imprescindibles para transformar el edificio del Santander en un museo moderno, dinámico y accesible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *